El Pastel Tiza {Una técnica mágica}

11.7.15


Por Elizabeth Arocena.

Cuando la historia del arte comenzó a ser conocida como tal, aparecieron diversas técnicas que sirvieron para plasmar en soportes las cosas importantes del mundo; escultura, pintura, grabado, dibujo, entre muchas otras, cada una con su propio encanto y manera de ser usada. A lo largo de los siglos, artistas de nacionalidades y renombre conocido en todas partes se encargaron de darlas a conocer mundialmente, y hasta llegaron a ser identificados por aquello que usaban cotidianamente. La paleta de un artista es su sello característico.  
El caso que hoy nos ocupa es el pastel tiza, quizá utilizado por primera vez por Leonardo Da Vinci en 1495, aunque oficialmente se inventó, probablemente, en Francia e Italia a finales del siglo XVI. El pastel conoció su edad de oro en el siglo XV
II, donde sus colores francos y su capacidad para reproducir fielmente los tejidos, las texturas y las luces lo hicieron inseparable del retrato. Fue utilizado por numerosos pintores como Charles Le Brun, Robert Nanteuil o Joseph Vivien.
Fue en el siglo XVIII cuando conoció su apoteosis. Era el medio de moda para pintar retratos, y se solía usar en una técnica mixta con gouache. Los pintores Maurice Quentin de La Tour y Rosalba Carriera son especialmente bien conocidos por su técnica al pastel.
El pastel, símbolo de la gracia del Antiguo Régimen, cayó en desuso después de la Revolución francesa en beneficio del Neoclasicismo y de la pintura al óleo. Aunque este medio no ha vuelto jamás a recobrar ese lugar dentro del mundo artístico, continuó utilizándose, de manera destacada, por los Impresionistas (como Edgar Degas) y por los Nabis (grupo de artistas franceses de finales del siglo XIX, caracterizados por su preocupación por el color; influidos por Gauguin y liderados por Paul Sérusier).
Mary Cassatt presentó el Impresionismo y esta técnica a sus amigos en Filadelfia y Washington, y así entró en los Estados Unidos. Pese a que ahí sólo se usó de manera ocasional en los retratos, a finales del siglo XIX, de igual modo que la acuarela, se hizo más popular debido a la amplia gama de colores brillantes aportados.


Gouache.
Gouache de Henri de Toulouse-Lautrec.
El gouache es una acuarela opaca. Es distinto de la pintura transparente sobre papeles brillantes, pues se puede pintar con gouache y aplicando campos lisos, con líneas precisas, pero normalmente se utiliza para producir un efecto de pinceladas con un flujo espontáneo.
Fue probablemente descubierto por un monje en el siglo XI añadiendo blanco de zinc a las acuarelas con las que ilustraba manuscritos. Su opacidad hacía que cuando se usaba para las ilustraciones resaltase el pan de oro. Debido a que su nombre procede de la palabra italiana guazzo, se supone que su origen está en este país. A lo largo de su historia ha permanecido en la sombra, considerándose una variante más de las acuarelas, aunque siempre ha sido usado y no ha pasado de moda. Además en España se le llama témpera, por sus contenidos tan opacos que dejan una sensación mejor en el ambiente. Lo emplearon los iluminadores de manuscritos de la Edad Media, y varios artistas del siglo XVII, entre ellos Van Dyck (1599 - 1641), Gaspard Poussin (1615 - 1675), y Van Huysum (1682 - 1749). Probablemente, fue Joseph Goupy (1689 - 1763), un pintor francés que residió en Londres, el que llevó el gouache a Inglaterra.
Memories (Lawn Tennis) by Fernand Khnopff (1858-1921). 1889. Pastels on paper. 127 x 200 cm. Está en el Museo Real de las Bellas Artes, de Belgica.
Composición del Pastel.

El término “pastel” se deriva de la palabra pasta, que es la masa que se forma al mezclar los pigmentos en polvo con la goma que los aglutina;  pertenece a los medios secos y rápidos de aplicar. Los colores o pinturas pastel son limpios, intensos y saturados.
Madre e hija (c. 1902).Mary Cassatt.
Se compone de yeso, pigmento puro y cola; después de mezclar se logra una pasta que se moldea para formar las barras y se dejan secar. Tanto el tipo del pastel como su calidad dependen de las proporciones de la mezcla de pintura, siendo los pasteles de alta calidad los que no cuentan con yeso por lo que se convierten en un pastel de pigmento puro.

Tipos:

·         Pasteles de tiza duros: los pasteles de tiza duros tienen poco pigmento y mucho aglutinante (esencialmente, un relleno más denso). Esta proporción entre pigmento y aglutinante produce colores más ligeros. Mientras menos pigmentos tenga un pastel, menos intenso será el color. Sin embargo, debido a esto, los pasteles de tiza dura se mezclan increíblemente bien. Los colores no compiten los unos con los otros y se mezclan libremente sin problemas. Además, al ser más rígidos, se producen bordes más definidos, lo que resulta útil al momento de dibujar o colorear objetos y detalles pequeños.
·         Pasteles de tiza suaves: los pasteles suaves contienen mucho más pigmento que los pasteles duros. Con más pigmentos y menos aglutinante se producen colores más intensos. Los artistas suelen usarlos debido a los colores brillantes y los valores de pigmentación altos. Aunque los pasteles suaves pueden mezclarse para crear colores más vibrantes, solamente es posible hacerlo en el lienzo, no en la paleta. Al tener mayor intensidad, la mezcla puede resultar difícil, así que es mejor expandir la cantidad de colores de dónde escoger. Algunos fabricantes producen hasta 600 colores debido a esto.
·         Pasteles de óleo (s. XX): la comunidad artística adoptó con rapidez los pasteles de óleo. Estos nunca se secan completamente y se requiere un fijador para completar la obra y evitar que se emborrone. Los pasteles de óleo producen colores más intensos y permiten que los dibujos parezcan realmente pinturas. En lugar de tener un aglutinante de tiza, los pasteles usualmente mantienen su consistencia con cera y aceite (por ello nunca secan completamente). Sin embargo, al contener aceite, se obtiene una intensidad que la tiza nunca podría lograr.


Características:
·       Su acabado es aterciopelado y luminoso.
·       Se pueden emplear diversos soportes como la seda, el terciopelo, algunos tejidos (usados ya desde la Antigüedad). También se usa el papel con diversas texturas y matices, dependiendo cual sea el que más convenga para cada artista.
·       Los colores pastel se pueden distinguir por el grado de su blandura.
·       Las tizas con mayor dureza son los más aptos para esbozar o dibujar.
·       Las tizas blandas son recomendables para trabajos más pictóricos.
·       Su brillo puede perdurar durante siglos especialmente los que son realizados en papel sin ácido, ya que los colores son muy sólidos.
 
Luis XV de Francia retratado al pastel por Quentin de La Tour en 1748.
Trucos para la técnica del pastel.
Las barras de colores pastel se deben guardar en una caja diseñada para las barras o en una caja con arroz, lo que hará que no se mezclen y ensucien entre si las barras.
Si se necesitan colores más oscuros y no se tienen, se puede pintar por ejemplo con un negro y después encima aplicar una capa de verde, azul u otro tono que le dará color.
Los papeles de lija y los soportes (cartón o madera) imprimados con piedra pomez en polvo, son un excelente material para pintar con pastel, ya que los pasteles se adhiere muy bien por su gran porosidad.

Ventajas:
·       Es una técnica rápida ya que al ser una técnica seca no se requiere tiempo de secado.
·       Se pueden superponer líneas finas, realizar veladuras, trabajar con empastes y colores saturados.
·       No emplea paletas, pinceles y ningún tipo de disolvente ya que se aplica directamente sobre la superficie.
·       Permite la representación de la realidad.
·       Sus coles son vibrantes y muy vivos.
·       Además de lograr finas y suaves aplicaciones se forman coloridos fuertes y dominantes.
·       Al realizar combinaciones de líneas duras con las sombras correctamente ubicadas se producen representaciones esculturales.
·       Esta técnica se puede combinar con otras como la  acuarela, acrílico, óleo, collage, al igual que con algunas técnicas secas y húmedas.
·       Permite ir añadiendo capas de color una sobre otra.
·       Se logran excelentes efectos con papeles ligeramente gofrados, ya que este tipo de papel refuerza la plasticidad del dibujo.

 
Retrato de Suzette Lemaire realizado en la técnica del pastel por Édouard Manet.
Desventajas:
·           La obra requiere ser lo suficientemente bien protegida y conservada ya que se vuelve frágil por haberse realizado sobre papel.
·           Los colores pueden ensuciarse por lo que debe cuidarse de no estar muy expuesto a la intemperie.
·           Es necesario moderar la cantidad de capas que se agrega a la obra, ya que el exceso puede llegar a estropearlas.
·           Al finalizar se deben emplear fijadores especiales en spray, ya una de sus  dificultades es la adhesión del pigmento a la superficie.

No hay comentarios

Publicar un comentario